PARA PODER LLEGAR A ENTENDER MUCHAS DE LAS COSAS QUE AHY AQUI, HAY QUE MIRARLAS CON LOS OJOS DEL "CORAZON".

.

.

..

.

lunes, mayo 23, 2011

R.P.G. Ángeles y Demonios: El Juicio Final







Ángeles y Demonios: El Juicio Final

Danzando sobre las Esferas

Introducción

Bienvenido a Danzando sobre las Esferas, un suplemento para Ángeles y Demonios: El Juicio Final, un juego narrativo de dominio publico. Para aquellos de vosotros que hayáis leído las reglas principales, este suplemento no contiene ninguna ampliación a las reglas. Simplemente es un estudio sobre la naturaleza y hábitat de las razas de los Querubines y los Belial, algo que intencionadamente se dejo pasar en las reglas principales. Espero que este suplemento aclare cualquier duda, que como jugador o narrador, puedas tener acerca de los Ángeles.
Ten en cuenta que el contenido de este documento es totalmente opcional y no es necesario para jugar una campaña de Ángeles y Demonios. Si tienes una imagen de los Ángeles que cuadra mucho mejor con tu juego, úsalo sin problemas y pasa de este texto. Ángeles Y Demonios: El Juicio Final, trata con cuestiones subjetivas que son difíciles de llegar a comprender con términos humanos. Casi cualquier analogía o modelo puede ser usado para describir la forma de los Ángeles cuando aparecen el la esfera de Edén. Esto es algo que esta mas allá del entendimiento de los humanos.
Este documento esta dividido en tres partes principales:
Atasco en las Esferas: Una guía Turística de las esferas del Cielo y el Infierno.
Física Angélicas: ¿Cuantos Ángeles pueden bailar sobre la cabeza de un alfiler? Todo lo que siempre quisiste saber sobre los Ángeles y nunca te atreviste a preguntar.
El cuento tantas veces narrado: La historia mortal desde la perspectiva de los Querubines.
No hace falta que los leas en un orden en particular; puedes elegir de acuerdo con tus intereses.

Léxico

Antes de introducirnos de lleno en el texto puede ser útil echarle un vistazo a este léxico de términos usados en Ángeles y Demonios: El Juicio Final.
Ángel: Termino referido a las primeras criaturas creadas por Dios. Fueron creados antes del universo y colaboraron en su construcción. Algunos sucumbieron al lado oscuro del libre albedrío y fueron condenados. También se usa comúnmente para referirse a los Querubines.
Belial: Los Ángeles caídos. Después de la creación del universo estos pocos Ángeles se convirtieron en malvados y ambiciosos. Perdieron el favor el Dios y fueron arrojados al fondo del Infierno. Allí el mas poderoso de todos los Belial, Lucifer, creo las esferas del Infierno a imagen de las del Cielo.
Los Nacidos Hermosos: Nombre dado a la progenie de un pareja Querubín-Humano. Son conocidos por tener poderes especiales no parecidos a ninguna otra criatura. Consulta Ángeles y Demonios: La Belleza (próximamente, tal vez).
Querubín: Los Ángeles que permanecieron leales a Dios durante la caída de los Belial. En los tiempos antiguos estas criaturas eran los administradores del Edén, pero fueron retirados de esta función después del Advenimiento. En las ultimas décadas están volviendo a Edén para combatir directamente la influencia de los Belial.
Coro: División de los Querubines basados en sus obligaciones. Existen siete Coros Celestiales, divididas en siete Esferas. Son: Las Espadas, Los Escudos, Los Tronos, Las Dominaciones, Virtudes, Poderes y Principados. Los Coros de las Espadas y los Escudos son los únicos que interactúan con la humanidad. Los personajes deberán ser del Coro de las Espadas.
Demonio: Comúnmente usado para referirse a los Belial. También usado para describir muchas criaturas de la Teluria que no tiene nada que ver con los Belial.
Edén: Termino de los Ángeles usado para referirse al Plano Mundano, específicamente la tierra.
Guardián: Querubín perteneciente al Coro de los Escudos. Trabajan en armonía junto a los Querubines del Coro de las Dominaciones para proteger a los humanos de las desgracias.
Esfera: Jerarquía Básica del Cielo y el Infierno. Existen siete esferas celestiales y seis infernales.

Atasco en las Esferas

"¡Bienvenidos Turistas! Es agradable ver que muchos de vosotros habéis ascendido del plano mortal para uniros a nosotros hoy. Espero que lo tengáis todo bien preparado con algo para almorzar, vuestra ultima voluntad y un testamento. Como ya sabéis, mirar el rostro de un ángel significa que ¡estáis algo muertos! bromas a parte, me gustaría extender una especial bienvenida al grupo Celestina del Reino del Tiempo. Es agradable ver que tus chicos finalmente buscaron algo de tiempo para venir aquí y ver nuestro pequeño paseo turístico. Se como de ocupados deben de estar; ¡el tiempo corre demasiado deprisa! ahora, si todos ustedes miran hacia la derecha..."
Excepto por unas pocas excepciones, el Cielo no esta abierto al turismo. A pesar del hecho de que ningún mortal puede comprender su grandiosidad y belleza, ninguna criatura viviente puede penetrar la frontera que existe entre las esferas inferiores del Cielo y el borde de la Teluria. Esta es una regla inflexible, y solo podría ser violada en las mas raras circunstancias. El Infierno, por el contrario, esta abierto para viajes diarios, si es que alguien regresa alguna vez del primero.
Los Querubines, por supuesto, no estas restringidos por estas reglas. Ellos pueden viajar libremente entre el Cielo y la tierra, y a todos los puntos entre ellos, de acuerdo a las reglas explicadas en Ángeles y Demonios: El Juicio Final. Aunque podemos hacernos una pregunta: ¿Como se ha de rolear cuando se juega fuera de los limites de la Teluria?
Cuando en cualquier situación, aun cuando se juega fuera de la realidad mundana, el Narrador describe el entorno que rodea a los jugadores, estos reaccionan e interactúan con lo explicado por el Narrador. Esto es bastante difícil de hacer con las Esferas. Las esferas no se parecen a nada, no son montañosas, no son planicies, no tienen color o textura, básicamente no son nada y no están en algún sitio. Simplemente existen. Entonces ¿Como puedes jugar en las Esferas? Tengo una cuantas sugerencias:
El primer método es el llamado alteración metafórica. Teniendo en cuanta que el Cielo no se puede describir, cambia constantemente tus descripciones sobre el, para que los jugadores no asocien una sola descripción al Cielo. Por ejemplo, la primera vez que los jugadores estaban en su Esfera yo lo describí con las clásica nubes y el toque de arpas. La segunda vez que los jugadores pasaron por allí lo describí como un rascacielos, con un vestíbulo y oficinas para cada ángel. La tercera vez que entraron a su Esfera lo describí como un espectro de luz, con las esferas inferiores de color rojo u las superiores de color azul. Y así sucesivamente.
Como puedes ver, este método tiene sus ventajas y sus desventajas. Es bueno por que los jugadores se interesan por las metáforas, no están atados a la idea de que están en el Cielo y se divierten roleando de la manera dictada por el trasfondo de la metáfora. Es mala por que trata el Cielo y el Infierno de una manera trivial. Los jugadores pueden olvidar que están haciendo allí. otorga a los jugadores una sensación del Cielo y el Infierno que tal vez no les guste.
La otra opción es elegir una metáfora y mantenerla siempre. por ejemplo, clásicas nubes y sonido de arpas para el Cielo, y fuego y azufre para el Infierno. Es sencillo pero bastante mas aburrido, y después de un tiempo los jugadores se aran con la idea de que "así es como debe ser el Cielo". De tal modo que si cambias algo para explicar un concepto en particular pueden reaccionar negativamente ("¡Pero si has dicho que los Ángeles solo pueden tener 6 alas¡ ¿Por que este puede tener 8?")
Eres tu quien debe determinar que método se ajusta mejor a tu forma de juego. No importa que decisión tomes, pero has de mantener cierto sentido de jerarquía en tu metáfora, este es el mayor sentimiento que tus jugadores deben mantener: El Cielo esta arriba, el Infierno abajo y la tierra atrapada entre ambos.
La segunda pregunta que seguramente te estarás haciendo es, ¿que clase de partida puedo hacer en las Esferas si los personajes no tienen cuerpo, como interactúan entre ellos? Bien, la mayoría del tiempo que los personajes pasan en las Esferas es al comienzo o final de la partida, donde se les informara de lo que deben hacer antes de entrar en Edén. Como obtienen su misión depende de la metáfora que estés usando, pero normalmente Serra la personificación de un arcángel quien les dirá donde deben ir y que es lo que deben realizar. Por supuesto no tiene por que ser así. Es solamente el formato básico; los Ángeles pueden ir a Edén por su propia voluntad. Cuando hayan acabado con lo que supuestamente debían hacer en Edén, volverán ante el arcángel que les dio la misión, y le contaran lo que han conseguido. Este puede ser el punto, si crees que ha llegado el momento, para hacer ascender o descender a los Ángeles en las esferas.
Partidas completas en las Esferas son muy complicadas de llevar a cabo. Puedes pensar en alguna forma de conflicto para basar la aventura en ella. Ángeles y Demonios: El Juicio Final se ajusta bastante bien para conspiraciones e intriga política, con su sólida estructura de mando. Quizás un Belial se ha infiltrado en la Esfera del Sol enmascarándose como un Querubín. ¿Podrán los jugadores encontrarlo a tiempo antes de que use los poderes del Cielo en su propio beneficio?, ¿O usara a los agentes del Cielo contra los mortales?... esto es solo el principio.
Los jugadores Querubines en algún momento se verán forzados a descender a las profundidades del Infierno para perseguir a un Belial (pueden estar persiguiéndole por que posee algún tipo de conocimiento. Todo lo que un Querubín puede hacer contra un Belial es enviarle a su Esfera, una vez que esta allí no hay nada mas que pueda hacer contra el). Cualquier metáfora que uses para describir el Infierno debe transmitir un sentimiento de desasosiego a los jugadores. El Infierno, aunque intentes restarle importancia, no es un lugar agradable. Viajar a las profundidades del Infierno hará que la cordura de los jugadores este a flor de piel. Los Belial no serán capaces de dañar sus formas físicas, pero pueden mostrarles horrores que nunca serian capaces de imaginar. Los Belial también pueden entrar en las Esferas del Cielo... no tan a menudo como ellos quisieran, pero es posible.
En definitiva, el Cielo y el Infierno están abiertos a montones de interpretaciones. Aunque no seas capaz de describir el Cielo y el Infierno con términos humanos, dispones de total libertad para hacerlo tan oscuro o detallado como tu quieras. Yo creo que es mejor centrar una crónica de Ángeles y Demonios en Edén, dejando a la imaginación de los jugadores lo que ocurre en las Esferas Celestiales. Puedes hacer eso, o puedes decidir jugar una campaña entera en las Esferas, sin bajar nunca al plano terrenal. Existen infinidad de oportunidades aquí para expandir tus horizontes interpretativos.
A continuación encontraras una guía general de las Esferas del Cielo y el Infierno. Cada una se describe de forma completa. Para aquellos de vosotros que no hayáis leído el texto principal, aquí esta el universo desde el punto de vista de los Querubines:

Las 7 Esferas del Cielo:

7. Saturno
6. Júpiter
5. Marte
4. Sol
3. Mercurio
2. Venus
1. Luna

La Teluria:

Umbra Profunda
Umbra Próxima
Realidad Mundana: Edén
Umbra Próxima
Umbra Profunda

Las 6 Esferas del Infierno:

1. Purgatorio
2. Estigia
3. Erebus
4. Tartarus
5. Hades
6. Sheol
Que hay tras la séptima Esfera del Cielo esta mas allá de la percepción de los Ángeles. Se supone que allí esta el hogar de Dios, y el lugar del descanso final para los muertos, pero hay demasiadas discusiones sobre la veracidad de esto entre los Ángeles.
Que hay bajo la sexta Esfera del Infierno es mejor no saberlo. Allí esta el corazón del dominio de Satán. El lugar mas oscuro del universo. aquí el Príncipe Oscuro espera hasta que sus épicas urdimbres lleguen a completarse, cuando se elevara de su oscuro foso para gobernar sobre todas las Esferas.

La séptima Esfera del Cielo: Saturno

Esta es la entrada al corazón de Dios. El punto mas alto de todo el Universo. Esta habitado por solo siete entidades: los Arcángeles Miguel, Gabriel, Rafael, Uriel, Azriel, Chamuel y Jephiel. En los primeros tiempos había un octavo arcángel, Lucifer. Después de su caída, Satán abandono esta Esfera.
Cada uno de estos Arcángeles lidera uno de los Coros. Miguel - Las Espadas, Gabriel - Los Escudos, Rafael - Los Tronos, Uriel - Las Dominaciones, Azriel - Las Virtudes, Chamuel - Los Poderes, Jephiel - Los Principados.
Si los jugadores alguna vez alcanzan esta Esfera, se convertirán en Generales en la eterna batalla contra el Mal. Los Querubines de este nivel tienen el poder de entrar en Edén como una criatura viva. Son capaces de vivir y amar entre la humanidad como cualquier otro mortal. Sin embargo, los Querubines de este nivel en raras ocasiones descienden hasta Edén por la dificultad que tienen para formar un enlace. Solo en ocasiones importantes entran a la Esfera terrenal.

La sexta Esfera del Cielo: Júpiter

Los Querubines de este nivel han alcanzado la gracia de Dios. Ellos son los operativos mas poderosos que el Cielo tiene en su batalla contra los Belial. Los Querubines de Júpiter tienen el poder de entrar en Edén sin la necesidad de un anfitrión, apareciendo con forma sólida pero inerte. En Edén son capaces de tomar la apariencia de cualquier mortal, cambiando a voluntad. Sus Atributos físicos son todos de 4 puntos.
De nuevo, los Querubines de este nivel no suelen descender hasta Edén. Es duro para ellos establecer un enlace. Cuando entran normalmente hacen lo que necesitaban y salen lo mas rápidamente posible.

La quinta Esfera del Cielo: Marte

La Esfera de Marte es prácticamente el tope real para muchos de todos los jugadores Querubines. A este nivel los poderes de los Querubines son poderosos, y tienen las mejores probabilidades de entrar exitosamente en Edén. Los Querubines de esta Esfera tienen el poder de entrar en Edén sin un anfitrión, pero no tienen suficiente poder para hacerlo demasiado bien. Sus forma parece una aparición, de aspecto visible pero inmaterial. Pueden aparecer como ellos deseen, pero son incapaces de tocar o recoger cosas. Los Querubines pueden entrar en Edén de la forma tradicional, usando un anfitrión mortal, si lo desean.

La cuarta Esfera del Cielo: Sol

Los Querubines de esta Esfera son aun poco poderosos para realizar mucho del trabajo sucio contra los Belial, pero poseen suficiente poder para ser guerreros efectivos. Deben entrar en Edén a través de un cuerpo mortal, pero no están restringidos por la virtud del anfitrión. Esto podría causar algunas situaciones extrañas de vez cuando, como cuando un Querubín entra en el cuerpo de una humano malvado. Los jugadores probablemente intentaran evitar esto, pero todo puede pasar. Los Querubines son incapaces de entrar en un mortal que haya tomado una Moneda Infernal. Estas personas, no importa cual sea su virtud, están predestinados a permanecer al lado de quien los ha comprado.

La tercera Esfera del Cielo: Mercurio

Los Querubines de esta Esfera y de las inferiores tienen algunas restricciones sobre quienes pueden usar para entrar en Edén. En Ángeles y Demonios: El Juicio Final el poder de Entrada dice: "La Entrada solo puede realizarse sobre mortales no demasiado malvados (Humanidad 4)", esto esta bien para Vampiros que tienen un valor de Humanidad, ¿pero que ocurre con el resto?. Bien, el Narrador es quien decidirá esto, a este nivel es bastante sencillo. "No demasiado malvados" significa que no debes elegir a los villanos de la crónica, exceptuando además a cualquier personaje no jugador que el Narrador considere dentro de esta categoría. ¿Por que estas restricciones para los Ángeles?. La gente de virtud (sea buena o mala) están cercanos a un de los dos polos del universo, el bien y el mal. Una persona de virtud positiva esta cercana al Cielo; por lo tanto se necesita menos esfuerzo por parte de los Querubines para entrar en el. Y lo opuesto para los Belial.
(Nota: Esto no debe ser confundido con la dificultad para entrar en Edén. Los Ángeles de mayor poder tienen mayor dificultad para entrar en un anfitrión, pero son tan poderosos que pueden entrar en cualquier ser humano)

La segunda Esfera del Cielo: Venus

En esta Esfera los Querubines esta restringidos a entrar en gente sin intenciones malvadas (Humanidad 6). De nuevo, esto puede parecer muy vago, la regla a seguir en este caso es que los Querubines no pueden entrar en lo que se considera la escoria de la sociedad en general: gangsters, prostitutas, vendedores de drogas, matones, abogados, etc.. Pueden optar por cualquier otra persona, si el Narrador no dice lo contrario.

La primera Esfera del Cielo: Luna

Esta es la Esfera en la que empezaran los jugadores. Es el primer escalón hacia el Cielo, y esta ocupado por dos tipos de Ángeles: Querubines Caídos en proceso de descenso hacia los infiernos, o Belial que han logrado salir fuera del pozo del infierno. Tan cerca de las puertas del Infierno, los Ángeles aquí van de una dirección a otra.
Esta es la situación en la que probablemente comenzaran los jugadores, y deben hacer figurar en sus historiales o en su trasfondo el por que de esta situación. ¿Es el jugador un independiente en el Cielo? ¿Piensa que las acciones tan pasivas que realizan le costaran la victoria final al Cielo? ¿Tiene un oscuro pasado? ¿Supusieron sus acciones en Edén la muerte de muchos mortales? ¿O es el personaje un Belial que ha conseguido escapar del Infierno? Durante su caída ha podido ver horrores que no pueden ser descritos, con los Últimos Días cerca finalmente se ha arrepentido y ha vuelto al Cielo, ¿Pero sera capaz de Llegar y permanecer allí? ¿O volverá a sus viejas acciones y caerá de nuevo hacia el oscuro pozo?

La Teluria y Edén

Aunque no son realmente Esferas del Cielo y el Infierno, es interesante mencionar aquí la Teluria y Edén. La teluria y Edén están entre medio del Cielo y el Infierno, este es el lugar donde ambos reinos lavan los trapos sucios, ambos tienen la misma presencia aquí. En el eterno juego que llevan a cabo entre ellos, el campo de batalla es plano.
Esto formula muchas preguntas filosóficas acerca de la naturaleza de Dios y Satán. ¿Como puedo el limitado poder de un ángel de Satán enfrentarse al poder infinito de Dios? ¿Por que simplemente Dios no elimina todo rastro de maldad en la faz de la tierra que el creo? Todas esta preguntas, por supuesto, están mas allá del alcance de este juego, pero hay una cosa que los jugadores deben tener en cuenta: La Yihad es una guerra que se desarrolla entre Hombre Lobo y Wyrm, entre Antediluviano y Antediluviano, entre Mago y Tecnomante, Inmortal e Inmortal, Mortal y Mortal; Los Querubines y los Belial son simplemente otro nivel de la batalla.

La primera Esfera del Infierno: Purgatorio

El Purgatorio es solo un nivel del Infierno en el sentido de que esta controlado por Lucifer. Es la primera parada antes de la caída de un ángel caído. En mayor medida se trata de la clásica creencia del Purgatorio, donde cada uno revive sus propios pecados. Se diferencia del clásico Purgatorio en que aquel que repasa los pecados del ángel caído es el propio Satán, y su intención es atraer a el ángel a su lado. Muy parecido a la tentación sobre Jesús en el desierto, al ángel se le muestra todo el poder y la gloria que puede alcanzar si se une al lado oscuro. Se le muestra los resultados que el Belial puede alcanzar dentro de la población mortal, y se le envía a Edén con la misión de tomar un alma. Usualmente otro Belial le acompaña para asegurar que el nuevo Belial haga lo que tiene que hacer. Una vez que el nuevo Belial ha traído un alma para Satán, se le desciende a la Esfera de Estigia. Aquellos que no consiguen realizar su misión, son enviados (forzosamente) a una serie de misiones hasta que lo consigan. La única manera de salir de Purgatorio es descender a la Esfera de Estigia o ascender a la Esfera de Luna a través de buenas acciones.
La única razón por la que los Belial llegan a esta Esfera es por mostrar repetidamente debilidad ante las buenas intenciones. Esta es su ultima oportunidad para demostrar que hará lo que se espera de el como Belial antes de que sea enviado a la Esfera de Luna y por tanto al domino de Dios.

La segunda Esfera del Infierno: Estigia

Este es el primer escalón para los verdaderos Belial malvados. Han demostrado que son capaces de expandir su poder sin importarles el coste o las victimas. Afortunadamente, ningún personaje debería descender de esta Esfera. En el caso de que ocurriera, el Narrador debería considerar el convertirlo en un PNJ villano.
Los Belial de esta Esfera son los soldados de Satán en su batalla para gobernar la realidad mundana. Son poderosos y sanguinarios, y capaces de poseer el cuerpo de muchos humanos (aunque no los de buenas intenciones).

La tercera Esfera del Infierno: Erebus

Muchos de los jugadores no verán a ningún Belial de mayor nivel que estos. Son duros, y están experimentados en la batalla contra el bien.

La cuarta, quinta y sexta Esfera del Infierno: Tartarus, Hades y Sheol

Estas Esferas están mas allá del alcance de la mayoría de las partidas de Ángeles Y Demonios. Dejo los detalles de estas Esferas a elección del Narrador.

Fisica Angelicas

¿Que? ¿Cuantos Ángeles pueden bailar sobre la cabeza de un alfiler? ¡por todos los infiernos, no lo se! ¿Cuantos humanos puedes meter en un Seiscientos? ¡No hagas preguntas estúpidas!"
Marcel, El Querubín
¿Que son exactamente los Querubines? ¿de donde vienen, y de que materia están hechos? Estas son preguntas difíciles de contestar, y talvez sea mejor abordar la naturaleza de los Ángeles en términos de que es lo que no son.
Los Ángeles no son mortales en ninguno de los ambiguos términos de la palabra. No son humanos, vampiros, hombres lobo, mago, hadas, fantasmas, momias, ni ningún tipo de las miles de criaturas que habitan en la multitud de planos de la Teluria. Sus patrones no esta forjados con la Quintaesencia de nuestro universo; son una fuerza del exterior. Por otro lado, ellos no son dioses o creadores. No son omnipotentes o perfectos. No son los jueces de la humanidad. Ellos son susceptibles a los errores de la misma manera que los mortales.
¿Que significa esto para los jugadores? Bien, significa que deberán cambiar la manera en la que juegan a rol, pero probablemente no hasta el nivel que ellos habían pensado.
Los jugadores deben recordar que están jugando con Querubines; No pueden andar matando y mutilando como normalmente harían. Limitarse esta a la orden del día; deber realizar sus acciones en consecuencia. Pero esto no significa que deben extremar esta idea. Esta claro que son Ángeles, pero tienen que hacer lo que se espera de ellos para llevar a buen termino su misión. Si deben pelear para apresurar los tramites, estupendo.
Esto lanza la pregunta de que es exactamente lo que un Querubín puede o no puede hacer. Lo siguiente te dará unas buenas guías a seguir:
El Querubín no puede matar. No hay excusa para esto. Es una acción muy seria, y dará como resultado un rápido descenso en las Esferas para el Querubín. El Querubín no tiene autoridad para tomar la vida de un humano. De hecho, si no pueden evitar la violencia deben echar mano de los poderes que poseen, ya que a veces es inevitable. Como el Arcángel Miguel suele decir: "A veces toda la caridad del Cielo puede ser superada por el uso efectivo de un !buen derechazo!"
Mientras están con forma humana, los Querubines son susceptibles a todos los defectos y debilidades de los humanos. Se sabe de Querubines que se han enamorado de mortales mientras estaban en Edén, y han dado como resultado de sus relaciones una extraña raza de humanos denominados los Nacidos Hermosos. Los Querubines en Edén pueden beber en exceso, sufrir de glotonería, ser acosados por la avaricia, la lujuria, los reniegos e incluso escuchar música heavy metal... aunque todas estas cosas son peligrosas por el poder que acarrean, no son armas de Satán si se toman con moderación. No se espera de los Querubines, mientras estén en Edén, que sean perfectos, simplemente que no sean una herramienta del enemigo que están combatiendo. Recuerda, estos son Ángeles del estilo del Mundo de Tinieblas, no aquellos de los que te hablaron en las clases de Catecismo. De acuerdo, son la personificación del bien, pero los Querubines participan en una desesperada batalla contra el resurgimiento total del mal. Deben ser los mas perecido a los humanos si están dispuestos a trabajar junto a ellos.
El Querubín tiene una responsabilidad que se ha desarrollado durante años de refriega. Es mas una cuestión de respeto que una ley. Se espera de ellos que abandonen la vida y el cuerpo de un mortal que hayan usado como anfitrión en la misma condición que estaba cuando entraron. Esto a menudo es difícil de hacer, especialmente si el Querubín no se ha integrado en la personalidad del anfitrión. Esta responsabilidad significa que los jugadores deben emplear mucho de su tiempo intentando mantener la fuerza vital de su anfitrión de una pieza, mientras intentan localizar y enfrentarse al Belial. Sácale provecho, seguro que vale la pena para realizar una buena interpretación... (lo siento hijo, tengo que salir para combatir a las fuerzas del mal; talvez mañana por la noche podamos ir a ver esa película)
Por supuesto los Belial no tienen restricciones o guías acerca del tiempo empleado en Edén. Cuanto mas asesinatos, violaciones y saqueos puedan realizar, mejor habrá sido su trabajo. No se preocupan por el estado de su anfitrión. Mientras un cuerpo aguante lo suficiente para que el Belial realice su trabajo ¿A quien le importa el resto?. Y en el caso de que el anfitrión muera, bien, hora de saltar a uno nuevo...
En cuanto a la naturaleza física de un ángel, se puede resumir de una manera fácil: no tienen ninguna. Se que esto es difícil de comprender, pero los Querubines y los Belial no ocupan espacio fuera de Edén o de la Umbra. Cuando un Ángel esta en el cuerpo de un mortal es imposible distinguirlo de un humano normal. No existe examen, ya sea físico o mágico, que pueda distinguir entre un humano y un humano poseído (aunque si empieza a actuar de manera extraña puede ser considerado una pista). Solo hay una excepción a esta regla: Cuando dos Ángeles se encuentran, ya sean Querubines o Belial, y entran en contacto físico se produce un relampagueo visible entre ambos. Esto esta causado por las dos Voluntades de los Ángeles intentando unirse entre ellas, y es la responsable de la habilidad de los Ángeles de extraer a alguien de su especie de una anfitrión mortal. Este relampagueo es visible para todo el mundo, y brilla como una baliza en la Umbra. Esta es la única manera de detectar un Ángel dentro de un anfitrión humano.

El cuento tantas veces narrado

"In the beginning was the Word, And the Word was with God, And the Word was God. The same was in the beginning with God All things were made by him; And without him was not anything made that was made. In him was life; and the life was the light of man. And the light shineth in darkness; And the darkness comprehended it not."
John 1:1-5
Existen muchos puntos de vista sobre la historia, muchas historias, demasiadas partes. Los Querubines tienen su historia del principio y del paso del tiempo. Ellos alcanzaron su apogeo y pueden ver su final. Lo que sigue a continuación es una breve sinopsis de su historia; aquella parte que se cruza con el mundo mortal.

La Era de los Ángeles

En el principio Dios creo el Cielo, y lo dividió en siete Esferas. Pobló esta Esferas con gran abundancia de Ángeles. Sus primeros nacidos, los mas amados. A estos hijos les otorgo libre albedrío, así el amor que estos hijos le profesaban seria tan grande como su amor por ellos. Estos hijos retozaron y jugaron en el paraíso de la Esferas.
Pero en la perfección del Cielo una amarga semilla creció, a través del libre albedrío llego el conocimiento de los poderes del mal. Algunos Ángeles, en su búsqueda de la perfección, extrajeron su maldad para intentar comprenderla. Pero en sus intentos por entender la maldad, ellos mismos se convirtieron en el mal. Amasaron poder, y crecieron gracias a su avaricia. Su avaricia aumento, y pusieron su punto de mira sobre el premio mayor: el propio cenit del Cielo. El corazón de Dios. Cuando tomaron las armas para invadir las altas Esferas, aquellos Ángeles de menor percepción se aliaron con Dios. Ellos se convirtieron en la oposición de aquellos que había optado por el mal, y contra el mas grande de ellos: Lucifer, Arcángel de Dios.
La guerra se torno larga y sangrienta; el precio era demasiado alto, pero las fuerzas del Cielo salieron finalmente victoriosas. Lucifer y sus acólitos fueron arrojados a las profundidades del vació, para que se regocijaran en su locura. Pero Satán creo para si mismo un reino a imagen del Cielo. Allí creo seis Esferas, y las lleno con Ángeles caídos. Su poder estaba debilitado, pero crecía poco a poco...

La Primera Era del Hombre

Mientras, Dios había aprendido de su error. Sus Ángeles eran los perfectos especimenes vivos: Inmortales, Inteligentes, Fuertes. había hecho que su creación fuera capaz de percibir totalmente la profundidad del mal; era inevitable que tarde o temprano cayeran. Por esto concibió una nueva raza, que colocaría en el centro de un nuevo dominio. Esta raza seria creada de nuevo con el don del libre albedrío, pero alejaría el conocimiento del mal lejos de ellos. Por ello esta nueva raza seria perfecta.
Dios creo Edén y todos los dominios de su alrededor. En el mismo corazón de este nuevo dominio Dios coloco a Adán, y encargo a los Ángeles que habían permanecido leales que protegieran a Adán. Adán era muy parecido a los Ángeles que le rodeaban: Inmortal, Inteligente y Fuerte. Pero carecía de la única cosa que otorgaba a sus guardianes verdadero poder: Conocimiento del Mal. Lucifer, con su poder aun débil, fue incapaz de viajar a este nuevo dominio. Vigilo pacientemente y en silencio desde su Esfera viendo como el nuevo mundo crecía, esperando su turno de actuar.
Al Advertir que Adán empezaba a sentirse solo, Dios creo a un segundo humano: Eva. Los dos vivieron felizmente en su inmortalidad, el paso del tiempo no era importante. Sus vidas crearon la Primera Era del Hombre, dos espíritus inmortales, protegidos de todo mal por los Querubines. Esta era duro mas que cualquier medida de tiempo pueda atestiguar.
Pero el poder de Lucifer estaba creciendo rápidamente; era solo cuestión de tiempo hasta que Lucifer pudiera entrar en este nuevo dominio. Una vez que tal poder estuvo en sus manos abandono las profundidades de su oscura Esfera y se dirigió a Edén. Incapaz de tomar su verdadera forma dentro del nuevo dominio, entro a través del cuerpo de un gran dragón. A través del cuerpo de esta gran bestia salió en busca del refugio de Adán y Eva. Los dos humanos, no sabiendo que era Lucifer, no podían defenderse de el. Le dieron la bienvenida a sus vidas, ya que los dragones eran bestias de naturaleza honesta y leal, y le permitieron compartir su hogar.
Lucifer se apresuro a traicionar su confianza. Mientras Eva correteaba por el bosque, Lucifer se acerco a ella y la sedujo, copulando con la Bestia en impura armonía. Adán, al darse cuenta de esto, fue arrastrado por una poderosa furia y mato al dragón. Lucifer escapo a salvo de nuevo a su Esfera, pero el daño ya estaba hecho. La semilla del conocimiento había sido transmitida. La humanidad poseería ahora el conocimiento de la violencia y la lujuria.
Dios en el Cielo vio como su creación había sido tentada, y se lamento. No estaba en disposición de enfrentarse a Adán, y supo que pronto Adán caería en las garras de Lucifer. La guerra se avecinaba. Dios tomo una rápida determinación con la esperanza de detener cualquier conflicto antes de que empezara. No destruiría a Adán, pero debilitaría sus poderes. Tomando el Avatar de Adán, su alma inmortal, la rompió en un billón de pedazos; privando a Adán de su inmortalidad. En su lugar, Adán y Eva fueron capaces de reproducirse, pasando una parte de los trozos del Avatar de Adán a todos sus hijos. Así dio comienzo la raza humana. Así dio comienzo la Segunda Era del Hombre.

La Segunda Era del Hombre

Estos fueron los primeros años de la raza humana. Nacieron muchos nuevos humanos. Y mientras la raza humana crecía, así lo hacían las criaturas que se alimentaban de su poder: Los Seres de la Umbra, la Tejedora, el Wyrm. Los Querubines ya no estuvieron a cargo de la protección de los hijos de Adán. Se convirtieron en el puente entre Dios y la raza humana, mostrando las Leyes de Dios a sus hijos en la tierra. Durante estos tiempos los Ángeles caminaban libremente entre los mortales. Tanto los Querubines como los Belial trabajaban sobre la raza humana.
En este ambiente el poder de Lucifer creció aun mas rápidamente. Los Querubines eran incapaces de advertir cualquier tipo de influencia de Satán sobre los mortales. Nada de lo que hicieran podía detener el crecimiento de Lucifer. Incluso la casi completa destrucción de la raza humana en el Diluvio no detuvo su avance. Finalmente tuvieron que adoptarse drásticas medidas para detener el flujo de maldad que emanaba del Infierno.
Dios entrego los Diez Mandamientos a sus amados hijos, leyes simples que mantendrían a raya a las fuerzas del Infierno. Pero incluso esto no fue una medida lo suficiente potente para detener a Satán. Algo mas fue necesario, algo definitivo. Todos los Querubines fueron retirados de Edén, y un ultimo mensajero fue enviado desde el Cielo. El mensaje que entrego era simple: "Tener Fe en Dios y todos vosotros seréis salvados en el día del Juicio Final." Este ultimo mensajero no era un ángel o un hombre. El ultimo mensajero no era realmente un mensajero después de todo. Pero sabia que lo que decía era verdad. Este ultimo mensajero no era otro que el propio Dios.

La Tercera Era del Hombre

El descenso de Dios a Edén fue conocido en el Cielo como el Advenimiento. Marco el comienzo de la Tercera Era del Hombre. En esta era todo estaría perdido o ganado. Todas las fichas estaban sobre el tablero. La batalla final entre el Cielo y el Infierno había comenzado.
Esta es la era en la que todos nosotros vivimos, y esta era esta en es sus días finales. El poder de Lucifer esta a su máximo esplendor y las almas de la raza humana están siendo compradas y vendidas. En su mayoría, a los Querubines no se les permitía vagar por Edén. Dios había puesto todo su poder dentro de la verdad de su mensaje. Pero sabiendo que los últimos días estaban cerca, han sido necesarios métodos mas directos. Una vez mas los Querubines están siendo enviados a Edén para combatir contra los Belial. Han estado ausente durante casi dos mil años, pero ahora están volviendo en masa. La victoria esta lejos de ser alcanzada, y Dios esta usando todos los poderes a su disposición. ¿Sobrevivirá la raza humana para enfrentarse al Juicio Final? Esta es una pregunta a la que se enfrentaran los jugadores de Ángeles y demonios, y solo los jugadores tienen la respuesta.


Autor: Christopher Blankley : blankley@halcyon.com

ººº LITERATURA ººº

Loading...