PARA PODER LLEGAR A ENTENDER MUCHAS DE LAS COSAS QUE AHY AQUI, HAY QUE MIRARLAS CON LOS OJOS DEL "CORAZON".

.

.

..

.

martes, junio 14, 2011

R.P.G. Y TODO EMPEZO EN ... STAR WARS -- Interior de las Catacumbas de Iziz

STAR  WARS





Interior de las Catacumbas de Iziz

Se oye el goteo de las cloacas, y los pasos de un hombre.

Gobee: ¡Eh, cuidado!
Jinete 2: Oh, lo siento, Gobee. Está tan oscuro aquí abajo, no puedo ver por dónde voy.
Gobee: Sé lo que quieres decir. Estas cavernas bajo la ciudad continúan durante millas, y son oscuras como las minas de Kessel.
Jinete 2: De todas formas, ¿por qué hemos bajado aquí?
Gobee: Órdenes de los Jedi. Dicen que alguien aquí abajo está practicando magia Sith. Quizá el Rey viejo Ommin. Quizá incluso el propio Freedon Nadd, por lo que sé.
Jinete 2: ¿El Rey Ommin? Pensaba que estaba muerto. Pensaba que ambos estaban muertos. ¿Qué es lo que buscamos, un fantasma?
Ommin: (Una voz extremadamente vieja) Si es un fantasma lo que buscas... ¡¡has encontrado uno!!



Iziz — Plataforma de aterrizaje

Los motores de una nave están calentando.

Ulic: Maestro Arca, la nave está lista para partir. ¿Podemos subir el sarcófago a bordo?
Gobee: (Desde muy lejos) ¡¡Huid!! ¡¡¡¡¡Huid todos!!!!!
Arca: Sí. Cuanto antes saquemos los restos de Nadd de este mundo, antes podremos empezar a entender qué envenena esta atmósfera...
Gobee: (Más cerca) ¡¡¡Huid!!! ¡¡¡¡Vienen hacia aquí!!!!
Arca: ¿Eh? ¿Qué es eso? Uno de los Jinetes Salvajes.
Ulic: Está corriendo hacia aquí, diciéndonos que...

Resuena una explosión lejana.

Ulic: ¡¡Por la Fuerza!! ¿Qué fue eso?
Tott: ¡Otra explosión!
Gobee: ¡¡Los adoradores de Freedon Nadd están aquí!!
Ulic: ¿Dónde? ¿¡¿Dónde?!?
Cay: No veo ninguna nave sobre nosotros.
Arca: ¿¿No sientes ese rumor??
Gobee: ¡¡No están sobre nosotros!! Están atacando desde...

Se oye otra explosión, más grande, y luego el sonido de un taladro gigante.

Ulic: ¡Algún tipo de máquina de guerra! ¡¡Abriéndose paso hacia arriba a través de los cimientos de la ciudad!!
Tott: ¡Parece una tuneladora gigante!
Cay: No es sólo una máquina, Ulic. ¡¡Hay todo un ejército a bordo!!

Gritos y disparos de bláster.

Arca: ¡¡Los seguidores de Freedon Nadd están atacando!!

Los Jedi encienden sus sables de luz.

Ulic: ¡¡¡Aquí llegan!!

Empieza una feroz batalla.

Ulic: Cay, tú y Oss Wilum enfrentaos a ellos. Tott y yo protegeremos al Maestro Arca.
Cay: De acuerdo. Vamos, Oss Wilum... si viniste para la batalla...
Warb: (Una voz amplificada) ¡¡Para la batalla, ven a mí!!

Pasos muy fuertes.

Oss: (Asustado) Por la Fuerza... ¡¡¡¡es gigantesco!!!!
Warb: ¡¡Soy Warb Null, (enciende su propio sable) Guardián de Freedon Nadd!!

La Fuerza crece —el Lado Oscuro.

Oss: Cay... no puedo pensar... todo... negro...
Cay: ¡¡Es magia Sith, Wilum!! ¡¡No pierdas la esperanza!! ¡¡Debajo de esa armadura negra, debe ser de carne y hueso!!

Cay ataca a Null... y sólo golpea a su sable de luz. Gruñe con el esfuerzo.

Warb: Estúpido Jedi. Yo soy la mano derecha de Freedon Nadd. No puedo ser derrotado.
Cay: ¿La mano derecha de Nadd, eh? ¡¡Bien, mano derecha, conoce a la mano izquierda de Cay Qel-Droma!!

El brazo droide de Cay zumba mientras empuña el sable de luz.

Ulic: ¡Maestro Arca, ese Jedi Oscuro de armadura negra está rechazando a Cay y Oss Wilum!
Arca: Esos dos pueden cuidarse por sí mismos, Ulic.
Ulic: Pero tengo que...
Arca: No te precipites, Ulic. Aprende disciplina. Siente la Fuerza. La batalla sólo es una distracción. ¡Algo poderoso está actuando aquí, lo siento, yo... (de repente, parece como si recibiera una descarga eléctrica) ¡¡¡¡Aaagggghhh!!!! (Se derrumba)
Ulic: ¡¡Maestro Arca!!
Tott: ¿¿Qué ha pasado, Ulic??
Ulic: ¡¡No lo sé!!
Arca: (Gime) Energía del Lado Oscuro... (asustado) la más poderosa que jamás haya sentido...
Ulic: El Maestro Arca contactó con la Fuerza, y entonces se derrumbó. Quédate con él, Tott.
Tott: ¿Dónde vas, Ulic?
Ulic: (Enciende su sable) ¡¡A igualar las probabilidades!!

Ulic se introduce en la lucha.

Ulic: ¡Voy a por ti, Oscuro!!
Warb: ¡¡¡Retirada!!! ¡¡Volved a la máquina de guerra!!
Tott: ¡¡Ulic, lo estás logrando!! ¡Estás haciéndoles huir!
Ulic: (Corriendo) ¡¡Esperad, escoria del Lado Oscuro, aún no he acabado con vosotros!!
Warb: (Cortando a otro de los buenos en pedazos) Mi tarea termina aquí, Jedi estúpido. Pero llegará tu hora. Pronto.

La puerta de la máquina de guerra se cierra.

Ulic: ¡¡¡Nooo!!!

La máquina de guerra comienza a retroceder...

Cay: ¡¡¡Cuidado, Ulic!!! ¡¡Esa máquina está empezando a moverse!!
Ulic: ¡¡Sal!! ¡¡¡¡Sal y enfréntate conmigo!!!!
Cay: ¡¡Ulic!! ¡¡Date prisa!!!

La máquina de guerra empieza a enterrarse.

Tott: Cay, esa máquina de guerra está desapareciendo en el suelo...
Cay: ¡¡Y está arrastrando todo tras ella!!
Tott: ¡¡¡¡Incluidos nosotros!!!! ¡¡¡¡Está tirando de mí!!!! ¡¡Cay, me estoy resbalando...!!

Cay agarra a Tott. El brazo droide zumba.

Cay: ¡Agárrate a mí, Tott! ¡¡Mi brazo droide está sujeto en este palo!! ¡¡¡Aguanta!!!

Los ruidos de la máquina de guerra alcanzan su apogeo... y luego se desvanecen.

Tott: ¡Por la diosa Twi'lek! La máquina de guerra... ¡se ha ido! ¡¡Simplemente se hundió en la tierra!!
Cay: ¿Tienen... tienen a Ulic con ellos?
Ulic: (Tosiendo) No, estoy aquí. Salté de la nave en el último momento. Pero el Oscuro escapó.
Cay: Por lo menos les hicimos irse antes de recibir algún daño serio.
Arca: (Débil) No... el daño está hecho...
Ulic: ¡¡Maestro Arca!! ¿Se encuentra bien?
Arca: Estaré bien, Ulic. Pero como he dicho, el daño ya está hecho. Este ataque era sólo una distracción. ¡Mientras nos enfrentábamos a ese Jedi Oscuro, sus sirvientes capturaron el sarcófago de Freedon Nadd!

Un comunicador pita.

Tott: Aquí Tott Doneeta. ¿¿Qué?? ¿¿Dónde están??...
Arca: Debemos bajar a los túneles, Ulic.
Ulic: ¿Qué? Pero Maestro Arca, no está en condiciones de...
Arca: ¡¡¡No tengo otra opción!!! El sarcófago de Freedon Nadd contiene un gran poder. ¡¡No debemos permitir que los Oscuros se hagan con él!! Si el Rey Ommin todavía está vivo y está detrás de esta locura, entonces este túnel nos llevará hasta él.
Galia: Entonces yo voy con vosotros.
Ulic: Princesa Galia, esto demasiado peligroso para...
Galia: Insisto. Conozco estos túneles mejor que nadie. Además, si mi padre es la fuente de esta magia Sith, debo enfrentarme a él.
Arca: No hay tiempo para discutir. Debemos irnos ya.
Cay: Entonces vayamos.

Se oye el chasquido de un comunicador.

Tott: Maestro Arca, acabo de conseguir un informe. Hay un ejército del Lado Oscuro aproximándose a la ciudad.
Arca: Cay. Tú, Tott Doneeta y Oss Wilum permaneced aquí. Ayudad a los Jinetes Salvajes a defender la ciudad. Ulic y yo entraremos en los túneles con Galia.
Cay: Pero, Maestro Arca...
Arca: Cay... al igual que tu hermano, debes templar tu valor con sabiduría. Permanece aquí. Defiende la ciudad hasta que volvamos. Ulic, vamos.



Catacumbas de Iziz

Los ruidos de cloaca habituales.

Ulic: Este túnel es tan oscuro. ¿Estamos todos? ¿Maestro Arca?
Arca: Estoy a tu lado, Ulic. Debes aprender a ver con la Fuerza.
Galia: Y yo también estoy aquí, Ulic.
Ulic: ¿Galia, sabes dónde estamos?
Galia: No. Este túnel… es más profundo que cualquiera de las otras catacumbas que conocía.
Arca: Y parece mucho más antiguo. Enterrado en lo más profundo del corazón del planeta. Y en el Lado Oscuro. Debemos tener cuidado.
Ulic: Lado oscuro o no, cuando me encuentre con ese Warb Null, voy a...
Ommin: (Muy cerca) Él no es tu peor enemigo, Ulic Qel-Droma.

Todos brincan sorprendidos.

Ulic: ¿¿Quién es??
Arca: El Rey Ommin.
Galia: Pa... ¿¿padre??

Los movimientos de Ommin vienen acompañados de zumbidos de piezas de droide.

Ommin: Sí, hija mía.
Galia: Pero… ¿qué te ha ocurrido?
Ommin: Ah, ¿te refieres a mis, eh... (zumbido) perfeccionamientos? Necesarios, me temo. Mi cuerpo está consumido. Parece que este exoesqueleto de metal es lo único que puede impedir que mis viejos huesos se derrumben.
Galia: Pero Padre, ¿qué estás haciendo tan solo en estos túneles? ¡¡Creía que habías muerto!!
Ommin: ¿Muerto? Oh. No, no he muerto. Esto era simplemente una distracción necesaria. (Risitas) Así yo podría continuar mis, hem, estudios. En cuanto a vivir aquí abajo en estos túneles, bien... he aprendido a apreciarlos. Y no estoy solo en absoluto. (Zumbido)

Rumor creciente... ¡¡la máquina de guerra de nuevo!!

Ommin: Como puedes ver, tengo un ejército.
Ulic: ¡¡Los Oscuros!! ¡¡Están todos aquí...!!
Arca: Espera, Ulic. Ten paciencia. (En voz más alta) Rey Ommin, presiento que el manto de la oscuridad le pesa como la muerte misma.
Ommin: Ah, Maestro Arca.
Arca: Escúchame, anciano. En el nombre del Jedi, reclamo el sarcófago de Freedon Nadd. Necesito saber por qué el Lado Oscuro permanece tan fuerte en este lugar.
Ommin: Hmm… acércate, Arca. Te contaré un secreto.
Ulic: (Rápidamente) ¡¡Maestro Arca, no!! No confío en él...
Ommin: Ven, ven, joven Jedi. (Zumbido) Sólo soy un anciano. Y sólo vivo gracias a la tecnología. ¿Qué daño puedo hacer? (Zumbido) Arca..
Arca: (Camina hacia Ommin) Sí, Rey Ommin.
Ommin: Debes saber que la oscuridad ha estado con nosotros durante cientos de años. Mi padre, su padre....
Arca: Ya lo sé.
Ommin: Pero, ¿¿sabes que el Más Grande aún está con nosotros??
Arca: ¿¡¿¡¿Qué?!?!?
Ommin: ¡¡Oh, sí!! ¡¡Incluso ahora!! Incluso… ¡¡¡aquí!!!

Ommin zumba mientras se gira. Un arco eléctrico vuela de sus manos para golpear a Arca.

Arca: ¡¡¡Aarrrrggghhh!!! (Cae al suelo)
Ulic: ¡¡¡Maestro Arca!!!
Galia: Qu... ¿qué es esa figura? Como un fantasma, surgiendo tras el cuerpo de mi padre...
Nadd: (Voz profunda, fuerte, y absolutamente oscura) Yo soy Freedon Nadd.
Ulic: Es… ¡¡es algún truco del Lado Oscuro!!
Arca: (Débil) No. Es él. Freedon Nadd.
Ulic: ¡¡Si hace más de 400 años que está muerto!!
Nadd: Sí, mi carne momificada yace en la lápida. Pero este viejo ha reclamado mi espíritu del Caos. Y a él le he dado todo mi saber.
Arca: Ahora entiendo por qué el Lado Oscuro persiste en esta ciudad. ¡El Rey Ommin ha continuado practicando la magia Sith... que aprendió de ti.
Nadd: No me temas, Jedi. No tengo ningún poder en mi presente estado.
Ommin: ¡¡Pero yo sí!!

Ommin agarra a Arca del cuello.
Arca se debate intentando respirar.

Galia: ¡¡Padre, no!! Ulic, él... ¡¡él está alzando a Arca del suelo!! ¿¿Cómo puede hacerlo??
Ulic: Tu padre parece débil, Galia, pero ese marco de metal debe darle fuerza.
Ommin: Has acertado sólo una parte, joven y estúpido Jedi. ¡¡¡El exoesqueleto apoya mi cuerpo, pero el poder oscuro de Freedon Nadd me da fuerza para hacer esto!!!

Comienza a atacar a Arca con un relámpago de Fuerza.

Arca: ¡¡¡¡¡Aaaaaarrrrghhhhhhh!!!!!
Galia: ¡¡¡Ulic!!! ¡¿¡¿Qué está pasando?!?!
Ulic: El poder del Lado Oscuro lo ha atrapado. Maestro Arca, lucha...
Nadd: Tu Maestro no puede, muchacho. A través del Rey Ommin, mi poder gobierna una vez más este planeta.

El relámpago empieza de nuevo, entre los zumbidos del cuerpo de Ommin..

Arca: (Gimiendo bajo el relámpago) Ulic... Galia… ¡¡escapad!!
Ulic: ¡¡No sin usted, Maestro!!
Galia: ¡Ulic, vamos!
Warb: ¡¡¡Guardias!!! ¡¡Detenedlos!!

Warb enciende su sable.

Warb: ¡¡¡Jedi, alto!!!
Ulic: (Con voz llena de odio) Warb Null...
Ommin: Galia. Ven a mí, hija. Toma mi mano. Quédate con tu anciano padre. Te necesito para mi trabajo.
Galia: (Con total rechazo) Ulic, apártame de él. Por favor.
Warb: ¡¡¡Jedi!!! ¡¡¡Ríndete!!! ¡¡¡No eres nada al lado del poderío de Warb Null!!!
Ulic: (Enciende su sable) Averigüémoslo.

Ulic y Warb entrechocan sus sables, soltando mandobles y cuchilladas. La lucha continúa mientras...

Nadd: Ahora, Ommin, mientras el joven Jedi está distraído... lleva el cuerpo de Arca a lo más profundo de las catacumbas.
Ommin: Como ordenes, Señor Oscuro. Pero creo que este valiente Jedi dará a Warb Null una gran derrota.
Nadd: Sí. Todo según lo planeado. Su muerte me complace... Así como el creciente poder de Ulic Qel-Droma también se ajusta a mis planes...5
Warb: ¡¡¡Arrrggghhh!!! (Algo metálico cae al suelo) Mi brazo... Me lo has cortado... ¡¡¡cómo dueleeee!!! ¡¡¡¡Piedad, te lo ruego!!!!
Ulic: ¡¡Yo te daré "piedad"!! ¡¡¡La misma piedad que mostraste con mi hermano!!!

Ulic decapita a Warb Null.

Ulic: Ya. Se acabó. ¿Galia, dónde está el Maestro Arca?
Galia: Se fue, Ulic. Ellos… se lo han llevado.
Ulic: (Gime) Oh, mi cabeza... el poder del Lado Oscuro me la está oprimiendo. Demasiada ira... Siento vértigo... como si cayera de una gran altura...
Galia: ¿Vamos a... vamos a perseguirles?
Ulic: No. Vayamos a buscar a los otros. Vamos necesitar ayuda, Galia. ¡Y mucha!



Coruscant — Cámara del Senado

Una cámara de reuniones, llena de personas hablando en voz baja.

Netus: ¡¡Orden!! ¡¡Orden!! (Golpea con la maza) ¡Llamo al orden a esta reunión del Comité de Defensa! Gracias. Ahora... todos son conscientes del problema en el planeta Onderon. Pero me temo que es mucho peor de lo que sospechábamos.

Murmullos preocupados de los senadores.

Netus: Hemos recibido recientemente esta transmisión distorsionada de uno de los Caballeros Jedi asignado a Onderon.
Ulic: (Por el comunicador, lleno de estática) Atención, líderes de la República... Mi nombre es Ulic Qel-Droma, un Caballero Jedi. Hay un peligro terrible en el planeta Onderon. La situación aquí es peor de lo que pensábamos. Líderes de la República... si están recibiendo esto, por favor envíen ayuda. Necesitamos refuerzos. Hay un ejército de Oscuros. Adoradores del Señor Sith Freedon Nadd. Han capturado al Maestro Arca. ¿Me reciben? ¿Coruscant? Hemos encontrado al Rey Ommin, un poderoso mago del Lado Oscuro. También hemos descubierto el espíritu del propio Freedon Nadd. Necesitamos ayuda... (estática)

Murmullos muy preocupados de los senadores.

Netus: Ése es el mensaje íntegro que recibimos. Somos incapaces de enviar una respuesta. ¿Alguna pregunta?
Senador 1: Sí.
Netus: La presidencia concede la palabra al Senador de Orron III.
Senador 1: Señor Presidente, no estoy seguro de qué tiene que ver esta disputa con nosotros. Después de todo, Onderon aún es un planeta atrasado, ni siquiera forma parte de la República todavía.

Nuevo murmullo de los senadores. Se oyen muchos “síes”

Netus: (Golpea con la maza) ¡¡Orden!! Los Caballeros Jedi nos han pedido ayuda. Han servido noblemente a la República en el pasado. ¡¡Se lo debemos!! ¡¡Sugiero que la flota de la República se movilice enseguida!!

Nuevo murmullo de los senadores.

Senador 1: Reprimir el malestar social es una cosa, pero... ¿ir contra el Lado Oscuro? ¡Bueno, esto es una cuestión que los propios Jedi deben resolver!
Senador 2: ¡¡Discrepo!!
Thon: ¡¡Y yo!!

Thon se acerca trotando. Los senadores cuchichean sorprendidos

Netus: Maestro Thon. La presencia de un Maestro Jedi en la ciudad capital nos honra. ¿Y quién es...?
Thon: Ésta es mi aprendiz, Nomi Sunrider.
Nomi: (Tímidamente) Hola.
Thon: Tengo dificultades con vuestro idioma. Ella me traducirá.

Thon empieza a hablar en su propio idioma, mientras Nomi traduce.

Nomi: El Maestro Thon dice: “hemos venido a instarles a que nos ayuden a defender el planeta Onderon.”
Senador 3: Pero esta materia involucra al Lado Oscuro. Los seguidores del antiguo Jedi Oscuro Freedon Nadd. ¡¡Es un problema que deben resolver los Jedi!!

Muchos senadores se muestran de acuerdo de forma aplastante.
Thon suelta un gruñido muy grave. Los senadores dejan de hablar.

Nomi: (Continúa traduciendo) "Son Senadores de la República. Cada uno de ustedes habla por la asamblea de Presidentes de su planeta. Cada uno de esos Presidentes habla por su gobierno. Cada gobierno por millones de ciudadanos. Y aún y todo, cuando se reúnen aquí, en las cámaras de esta República, hablan con una sola voz. ¿Cómo es eso?"

Senadores comienzan a murmurar entre ellos.

Netus: Bueno, nosotros... ¡somos una República! ¡Tenemos nuestras diferencias, sí, pero estamos unidos en un gobierno común!
Nomi: El Maestro Thon pregunta: "¿Por qué?"
Senador 1: Vaya, por el bien común. Unidos, somos más fuertes... (Comprendiendo) Oh.
Nomi: "Unidos, somos más fuertes. Por eso pedimos su ayuda. El mal al que nos enfrentamos en Onderon no es sólo una cuestión de los Jedi. O de la República. El Lado Oscuro no es sólo mi enemigo, es el suyo."
Senador 2: Oh…
Nomi: "¡¡Y el suyo!!"
Senador 1: ¡¡Oh!!
Nomi: "Y el suyo. Si no luchamos juntos contra el Lado Oscuro, la sombra caerá a su vez sobre cada uno de nosotros. Hoy, envío a esta Jedi, esta valiente joven mujer (ella se da cuenta de que Thon está hablando de ella) a Onderon... para librar... una batalla.. (Estremeciéndose)... Una batalla que puede significar el fin de la propia República. Los Jedi luchan por ustedes. Los Jedi puedes morir por ustedes. ¿Qué van a hacer ustedes, a cambio, por los Jedi?"

En el silencio que sigue, Thon se vuelve y empieza a trotar fuera. La puerta del Senado se abre... y se cierra... sin una sola palabra.

Netus: Bien... Creo que es el momento de que votemos. Respondan "Sí" o "No. " ¿Todos aquellos a favor de ayudar a los Jedi?
Todos los senadores: ¡¡¡!!!



Habitación de hotel — Coruscant

Se oye cómo alguien está pasando rápidamente las páginas de un libro.
Es Satal, que gruñe de frustración.

Reportera: (En el holovídeo) ...el Senado ha aprobado enviar cuerpo de paz al planeta Onderon.
Satal: (Sonando bastante desesperado) ¡Aleema, no logro entender esto!
Aleema: (Molesta por la interrupción) Satal... ¡shh! ¡Estoy escuchando a las noticias!
Reportera: Esta fuerza de acción rápida irá a reforzar a un grupo de Caballeros Jedi que ya se encuentran en el planeta. Onderon estuvo bajo el poder de Freedon Nadd, un seguidor del ilegal Sith.
Satal: Las páginas de este libro son un completo galimatías.
Aleema: ¡¡¡Shh!!!
Reportera: Los practicantes de la prohibida magia Sith parecen estar aún en activo en Iziz, la única gran ciudad de Onderon. Los rumores sugieren que el espíritu del Señor del Sith Freedon Nadd, que llevaba largo tiempo muerto, continúa controlando la ciudad. En cuanto a la economía...
Aleema: ¡¡¡Eso es!!!
Satal: ¿Qué?
Aleema: Ese planeta... ¡¡Onderon!! ¡Allí todavía practican magia Sith!
Satal: ¡¡Claro!! ¡Allí es donde descifraremos los secretos de este libro!
Aleema: Tomemos nuestra nave, Satal. ¡¡¡Nos vamos a Onderon!!!



Coruscant — Espaciopuerto

Se oyen los motores de una nave en precalentamiento.

Control de tráfico: (Por el comunicador) Nave estelar de la República Alianza Uno, lista para la partida. Todo el personal, preséntese a bordo para el despegue.
Thon: Tu nave está a punto de partir, Nomi Sunrider.
Nomi: Yo… lo sé, Maestro Thon. Yo...
Thon: Habla. ¿Qué pasa?
Nomi: Yo… no sé cómo decirlo... ¿No puede verlo en mí?
Thon: Somos Jedi. Nuestra conexión está más allá de las palabras. Pero a veces, las palabras nos ayudan a entendernos. Habla.
Nomi: Todo pasó tan rápidamente. Yo todavía pienso en Andur. Todos esos años que él sirvió a la Fuerza... él estaba tan contento, tan lleno de vitalidad, tan vivo... Él tenía tanta experiencia, y luego todo acabó en un instante. Es todo tan nuevo para mí... Y me temo que todo esto también acabará pronto. Maestro... ¿debo hacer esto?
Thon: G'rrrunn. (Murmura, hasta que finalmente dice:) No.
Nomi: ¿De verdad?
Thon: No hay nada que debas decir. Y nadie a quien debas ver. No hay nada que debas hacer, y ningún lugar donde debas ir, Nomi Sunrider. Ésa es la maravillosa y terrible verdad de vida. Estás poniéndote en grave peligro, Nomi Sunrider. No tienes por qué hacerlo.

Thon empieza a alejarse trotando.

Nomi: ¡¡E... espera!! Eso... ¿¡¿es todo lo que va a decir?!? ¡¡Es mi maestro!!
Thon: (Desde muy lejos) He dicho una gran verdad, Nomi Sunrider. Pero la lección no está en la verdad... está en tu uso de la verdad.....
Nomi: Pero… ¡argh! Oss Wilum me avisó de que haría esto.
Soldado: Señora, la nave está lista para partir. ¿Viene?
Nomi: (Larga pausa) ¡!






Exterior de Iziz

La ciudad es una vez más un campo de batalla. Cañones bláster, gritos, chillos de valor o de miedo. El grito de las Bestias de Guerra mientras vuelan en círculos...

Gobee: ¡¡¡Retirada!!! ¡¡¡Retirada!!!
Cay: ¿¡¿Oron Kira, qué estás haciendo?!? ¡¡Tenemos que esperar a Ulic y al Maestro Arca!!
Oron: Llevamos defendiendo esta posición desde hace dos días. O están a salvo en alguna otra parte o ellos se han ido para siempre.
Cay: ¡¡No digas eso!!
Oron: ¿¡Piensas que me apetece decirlo!? ¡¡¡Mi esposa está con ellos!!! ¡¡Pero dondequiera que estemos, no podremos ayudarlos si estamos muertos!! ¡¡Y hay un batallón de Oscuros avanzando por estas calles!!
Ulic: (Apareciendo) ¡¡¡Cay!!!
Cay: ¡¡Ulic!! ¿¿Ulic, dónde has estado??
Ulic: En los túneles. Perdido… corriendo…
Cay: ¡¡Estás tan pálido!!
Ulic: Lado Oscuro... magia Sith... succionando mi fuerza... a duras penas conseguimos salir de las catacumbas. Galia… a salvo con su gente.
Cay: ¿Pero dónde está el Maestro Arca?
Ulic: Lo capturaron. Cay, eran demasiado poderosos. Es mi culpa...
Oron: Bueno, tenemos nuestros propios problemas, Ulic. Los Oscuros han capturado el palacio. Si no hacemos algo pronto, la ciudad está perdida.
Ulic: Envié un mensaje de desastre a la República. No sé si logró llegar.
Cay: Bueno, si no llegan aquí pronto, ya no importará que vengan o no.



Espacio sobre Onderon — Cabina de Ala Tres

El Rugido de múltiples naves espaciales. La flota de la República ha llegado... en gran número.

Nomi: (Por el comunicador) Todas las alas, aquí Nomi Sunrider a bordo de la nave insignia de la República Alianza Uno. Hemos alcanzado la órbita baja sobre Onderon. ¡Informe de estado!
Ala Uno: (Por el comunicador) Aquí Ala Uno, informando. Todo listo, acelerando a velocidad de ataque.
Ala Dos: (Por comunicador) Ala Dos, todo listo.
Ala Tres: Ala Tres, todo lis... Eh, ¿¡¿qué es eso?!?
Nomi: (Nerviosa) ¿¡¿Qué ocurre, Ala Tres?!?
Ala Tres: Mis sensores muestran una nave espacial civil que se aproxima el planeta Onderon. El teletranspondedor indica que se trata de un yate real proveniente del sistema de la Emperatriz Teta.
Nomi: Haz que den la vuelta, Ala Tres. Tenemos toda la flota de guerra de la República lanzándose sobre ese planeta. No hay necesidad de que esos civiles resulten heridos.
Ala Tres: Recibido, nave insignia. (Activa el comunicador) Atención, nave entrante. Atención, nave entrante. Está entrando en una zona de seguridad militar...


Krath Enchanter — Cabina

Ala Tres: (Por el comunicador) Repito, está entrando en una zona de seguridad...

Satal apaga el comunicador.

Aleema: ¿¡¿Satal, qué estás haciendo?!?
Satal: Apagar el comunicador, Aleema. No voy a hacer lo que él dice, así que ¿por qué escucharle?
Aleema: ¡¡Satal!! ¡¡Hay casi un centenar de cruceros de batalla de la República comenzando un ataque!! ¿¡Quieres conseguir que nos maten!?
Satal: No, Aleema. Quiero el poder. ¡¡No dejaré que la República llegue antes que nosotros a esos magos del Sith!! Aguanta fuerte.

El Krath Enchanter inicia un vertiginoso picado. Disparos de turboláser empiezan a llenar el aire.



Exterior de Iziz

La lucha en Iziz se está convirtiendo en un todos-contra-todos.

Cay: ¡¡¡A cubierto!!! ¡¡Hay una lanzadera de asalto del Lado Oscuro disparando contra la ciudad!!
Oss: ¡¡No, mira!!

La nave vuela sobre sus cabezas..

Cay: ¡¡Esa nave es de la República!! ¡¡¡Los refuerzos han llegado!!!

Los Jinetes Salvajes gritan de alegría, a pesar de su cansancio.



Alianza Uno — Puente de mando

Nomi: Ala Cuatro, aquí Alianza Uno. ¿Están listas tus tropas-cohete?
Ala Cuatro(Por el comunicador) Afirmativo, Alianza Uno.
Nomi: ¡¡Entonces lanza tus paracaidistas-cohete!!
Ala Cuatro: Recibido, nave insignia.



Ala Cuatro — Bahía del hangar

Los retropropulsores rugen sobre el fuerte viento.

Ala Cuatro: Bien, muchachos. Ahora estamos sólo a dos millas sobre la ciudad.
Soldado: ¿Dos millas? ¿Eso es todo? Maldición. Una vez, en Cyborria, tuvimos que lanzarnos desde dieciséis millas. Sin aire, con el traje espacial completo...
Ala Cuatro: Guardad las bravuconadas para después de la batalla. Reconocimiento informa lucha puerta-a-puerta pesada entre los Jinetes Salvajes por un lado y el ejército del Lado Oscuro por el otro. Vamos a caer justo en medio. ¡¡Así que ajustaos las retromochila, cargad los blásters, y preparaos para el salto!!
Soldados: ¡¡¡Preparados!!!

El viento se vuelve ensordecedor.

Ala Cuatro: Puerta de lanzamiento abierta.
Soldados: ¡¡Listos!!
Ala Cuatro: Yyyy... ¡¡¡¡¡Adelante!!!!!
Soldados: ¡¡¡¡¡Yyaajjjjúuuu!!!!!

Los paracaidistas saltan en formación fuera de la nave, usando retromochilas en lugar de paracaídas para ralentizar su caída. Sus disparos de bláster se agregan al caos sonoro de la batalla que tiene lugar bajo ellos.



Exterior de los restos del Krath Enchanter

El Enchanter no ha realizado un aterrizaje suave, que digamos. Los dos magullados jóvenes gruñen y gimen mientras abren la escotilla como pueden y saltan a la superficie de Onderon.

Satal: ¿Aleema? Estás... ¿estás bien?
Aleema: Sí. (Tos) ¿Qué… (tos) qué ha pasado?
Satal: Nuestra nave debe haber sido alcanzada por el fuego cruzado. Hemos tenido una fuerte caída, pero... (de repente comienza a reír) ¡¡pero hemos aterrizado justo en el medio de la ciudad!!
Aleema: ¡¡Síii!! ¿Puedes sentirlo? ¡¡¡Aquí hay poder!!! Nos está esperando... ¡¡¡¡Vamos!!!!



Lanzadera de la República — Exterior de Iziz

Una lanzadera se dispone a aterrizar.

Piloto de la lanzadera: (Por el comunicador) La lanzadera de aterrizaje ha tomado tierra. Preparados para desembarco.
Nomi: ¡Informe de estado, Capitán!
Capitán: Todas las lanzaderas de asalto y los paracaidistas-cohete han salido. Todas las alas informan que han contactado con el enemigo.
Nomi: ¿Y esa nave civil que avistamos?
Capitán: Nadie la ha visto desde que cayó sobre de la ciudad. ¿Espera que cause problemas?
Nomi: No lo sé. No soy ningún militar táctico, Capitán. Pero… ¡¡¡uggghh!!!
Capitán: Essssstáaa... ¿está bien?
Nomi: (Insegura) Estaré bien. El Lado Oscuro está alrededor de nosotros...
Capitán: Espero que no le importe que diga esto, nunca he servido antes con un Jedi, pero... ¿está segura de que está preparada para esto?
Nomi: Estamos a punto de averiguarlo.

Nomi enciende su sable de luz.

Nomi: ¡Abran la compuerta!

La compuerta de la lanzadera se abre.



Exterior de Iziz

Ulic: Cay, Oss Wilum... formad un círculo.
Cay: ¡¡Estamos contigo, Ulic!!
Oss: Pero estamos siendo rodeados por guerreros del Lado Oscuro.
Ulic: ¿Dónde está Tott Doneeta?
Tott: ¡¡Aquí, Ulic!!
Ulic: ¿Estás herido?
Tott: No... ¡¡uhnn!! ¡Recibí un disparo de un turbobláster! Uhnn... Usé la Fuerza como escudo... ¡¡ahh!! Pero... uhh... ¡no aguantó!
Cay: Estoy teniendo el mismo problema, Ulic. De algún modo... estoy perdiendo mi sentido de la Fuerza.
Ulic: ¡Es el Lado Oscuro... ahh... consume nuestra fuerza vital... uhhhnnn... ¡¡Intentad concentraros!!
Cay: ¡¡¡Son demasiados!!!
Nomi: ¿Necesitáis un poco de ayuda?
Oss: (Encantado) ¡¡Nomi Sunrider!!
Nomi: El Maestro Thon pensó que podrías echarme de menos, Wilum... uuf... Pero... ¡todos vosotros parecéis estar hechos polvo!
Ulic: Es el Lado Oscuro... ahh... la magia Sith está actuando... uuuhh... pero por alguna razón... aghhh... ¡¡me siento mucho más fuerte ahora que mis compañeros Jedi están aquí!! ¡¡¡¡¡Vamoooos!!!!!


Catacumbas de Iziz

Ommin: ¿Cómo va la batalla en la ciudad, sobre nosotros?
Novar: No muy bien, Rey Ommin. Durante los primeros dos días, hicimos retroceder al enemigo. ¡¡Pero la República ha llegado, y otro Jedi, una hembra!! Parecen haber igualado la balanza, nuestra magia Sith ya no puede controlar...
Ommin: ¿¿Y todo por sólo una nueva Jedi?? Su poder debe ser grande. Hmm... Tendré que ocuparme inmediatamente de ella.
Novar: Rey Ommin, también hemos recibido... ¡visitantes!
Ommin: (Sorprendido) ¿Visitantes? ¿¡¿En medio de la batalla?!?
Novar: Dos jóvenes viajeros. Dicen que poseen un libro de Lado Oscuro de gran poder.
Ommin: Hmm... interesante. Tráemelos. Pero primero, déjame ocuparme de esta nueva Jedi...
Exterior de Iziz

Explosión.

Ulic: ¡¡Uhhnn!! (Gimiendo con esfuerzo) ¡¡Lo estamos logrando!! ¡¡Están retrocediendo!!
Cay: ¡¡Un nuevo golpe para el Lado Oscuro!!
Ulic: (Sorprendido) Nomi... fuiste tú... marcaste la diferencia.

La Fuerza crece...

Nomi: Yo… usé la Meditación en Combate Jedi... La... la estoy usando ahora... para ahuyentar a los Oscuros...
Ulic: Yo... Yo también lo siento. Esa opresiva fuerza del Lado Oscura... está dejándome.
Nomi: ¡¡¡Nooo!!!
Oss: ¡¡Y a mí también!! ¡¡Se ha ido!!
Nomi: ¡¡¡¡¡Nnnoooo!!!!!
Ulic: ¡¡!! ¡¡¡Se está volviendo más débil!!
Nomi: (Con voz llena de dolor) ¡¡¡No!!! Se ha olvidado de vosotros... puedo verle... me persigue... (recibe una descarga eléctrica) ¡¡¡Aaagghh!!! (Cae)
Ulic: ¡¡¡Nomi!!!
Cay: ¿Está... ?
Ulic: ¡¡No veo ninguna herida!!

Nomi gime

Ulic: Está despierta. Nomi, ¿qué te golpeó?
Nomi: Alguien muy poderoso... arremetido contra mí a través de la Fuerza... cuando trataba de meditar la lucha... Le vi un instante... Un hombre demacrado en una estructura metálica...
Ulic: El Rey Ommin. ¿Crees que... podrías llevarnos hasta él?
Nomi: Creo que sí. Pero es tan poderoso...
Ulic: ¡¡Es un títere!! ¡¡El poder real aquí es el espíritu oscuro del propio Freedon Nadd!!
Nomi: Freedon Na... ¡¿su poder todavía reside aquí?!
Ulic: Sí. ¡¡Pero ahora que estás con nosotros, tenemos la fuerza para derrotarlo!! ¡¡Vamos!!



Catacumbas de Iziz

Ommin: Bienvenidos, mis niños. Yo soy el Rey Ommin.
Aleema: Yo soy Aleema, la heredera del sistema estelar de la Emperatriz Teta. Éste es mi primo, Satal.
Ommin: Me dicen que habéis encontrado un tesoro Sith. ¿Qué regalo me habéis traído?

Satal saca el libro de su mochila mientras dice:

Satal: Me han dicho que vos podríais ayudarnos a traducir... esto.
Ommin: (Entusiasmado) Ahhh... ¡ese libro!! ¡¡Ese libro guarda grandes secretos!! Sí, yo puedo traducirlo para ti. ¡Dámelo…!
Satal: Primero, dígame por qué debería confiar en un anciano confinado a esa... ¿a esa maquinaria?
Ommin: Ja, ja, ¡un joven escéptico! Confía en mí, porque siento en ti la capacidad del saber.

El Lado Oscuro se alza...

Ommin: La gente joven como tú no se da cuenta del gran cambio que se avecina.
Satal: (Inseguro) ¿Aleema? De... de repente, me siento... enfermo.
Aleema: ¡Eres como un crío, Satal! Yo sólo siento un gran poder que quiere ayudarnos.
Ommin: Mira. Deja que te muestre mis fantásticos amuletos. Los heredé de un antiguo antepasado, Freedon Nadd en persona.

Ommin mueve sus brazos cubiertos de metal y abre un cofre, revelando los amuletos.

Aleema: ¡¡Freedon Nadd!! Uno de los Señores del Sith. ¿Está… vivo?
Ommin: Su espíritu está con nosotros. Pero no puedo permitirte verlo... aún.

Los amuletos tintinean.

Ommin: Mira, joven amigo. Estas chucherías fueron creadas por el antiguo Sith, para concentrar el poder del Lado Oscuro. Cuando quiero leer los antiguos escritos Sith, llevo esto puesto. Póntelo. ¡Venga, pruébalo!

Aleema: (Enérgicamente) ¡¡Venga, Satal!!
Satal: ¡¡Vale!! Allá voy...

Satal se pone el amuleto.

Satal: ¿Ya está, ve? No pasó nada. Yo... yo... eh, ¡¡¡ja, ja!!! ¡¡Puedo leer el libro!! Toda esta cháchara... ¡tiene sentido de repente!
Ommin: Claro que sí, hijo mío. Guárdalo. Es tuyo.
Satal: ¡G... gracias, Rey Ommin! Es un regalo precioso.
Ommin: No es necesario que me lo agradezcas. (Zumbido) Ahora acercaos, mis niños. Dejadme que os enseñe mi pertenencia más preciada...

Ommin abre una gran puerta doble. Se oyen cadenas sacudiéndose...

Aleema: (Sorprendida) ¿¿Quién es ése??
Ommin: Ese, querida mía, es un Maestro Jedi. Envuelto en cadenas Mandalorianas que lo mantienen seguramente atado.
Satal: ¿Quién es?
Ommin: No te acerques tanto, hijo mío. Su prisión está diseñada para enfocar el agobiante poder del Lado Oscuro. ¿No puedes sentirlo, Maestro Arca?
Arca: (Muy débil, y quejándose de dolor) Ommin... tu hora... está llegando.
Aleema: Puedo sentir el poder oscuro, incluso desde aquí. ¿Cómo logra sobrevivir?
Ommin: Oh, él es fuerte. Pero acabará por derrumbarse. ¡¡Mi meta acabar su luz completamente, y luego resucitarle como a un Jedi Oscuro!!
Arca: Ommin… escucha. ¿Les oyes?
Ommin: ¿Qué es, Arca, amigo mío? ¿Oyes las voces del Lado Oscuro?
Arca: Escucha... ¿lo oyes? Mis Caballeros Jedi... están llegando.
Ommin: Pobre Maestro Arca. Estás delirando.
Arca: No... mis Caballeros Jedi... ¡¡¡¡están aquí!!!!

¡¡¡¡Estalla una explosión, acompañada de disparos bláster y sables de luz!!!!

Novar: ¡¡¡Nos están atacando!!!
Ulic: (Completamente exaltado) ¡¡¡¡Rey Ommin!!!! ¡¡¡¡¡¡Ni todos los soldados del Lado Oscuro y droides de combate del mundo podrán mantenerme alejado de tu garganta!!!!!!
Soldado oscuro 1: Caballeros Jedi... (recibe un golpe mortal)
Soldado Oscuro 2: ¡¡¡Son demasiados!!!
Soldado oscuro 3: ¡¡¡Corred!!!
Aleema: ¡¡Vámonos de aquí, Satal!!
Satal: ¡¡Por aquí, tomemos este pasillo!!

Los dos estudiantes del Lado Oscuro huyen de la batalla, llevándose el libro y los amuletos.

Nomi: ¡¡¡Hahhh!!! (Abate al último soldado) ¡¡Éste es el último, Ulic!!
Ulic: Gracias a ti, Nomi. Nos llevaste directamente a la fortaleza subterránea del Rey Ommin.
Ommin: ¡¡Y directamente al corazon del poder del Rey Ommin!!
Ulic: ¡¡¡Hemos venido a buscar al Maestro Arca... y hemos venido a buscarte a ti!!!

El Lado Oscuro se hace más poderoso...

Ommin: ¡¡Estúpidos Jedi!! Arca ha sido humillado por la grandeza del Lado Oscuro... ¡¡¡igual que vosotros!!!

El anciano golpea a Ulic y Nomi con un Relámpago de Fuerza.



En otra parte de las catacumbas…

Se oyen dos pares de pies, corriendo.

Aleema: ¡¡Date prisa, Satal!! Tenemos que salir de aquí antes de que esos Jedi nos encuentren...
Satal: ¡¡¡Estoy corriendo tan rápido como puedo!!!

El Lado Oscuro llena la sala.

Nadd: Satal. Aleema.
Aleema: (Deja de correr) ¿Oíste algo?
Satal: (Hace lo mismo) Sí. ¿Pero qué?
Nadd: Satal… Aleema... Hijos míos.
Satal: ¡¡Por la Emperatriz...!! ¿Ves eso?
Aleema: Esa figura... como un fantasma.
Nadd: Yo soy Freedon Nadd.
Satal: (Aterrorizado) ¡¡¡Oh noo!!!
Aleema: (Entusiasmada) ¡¡¡¡¡Oh síii!!!!!
Nadd: escuchadme. Podéis quedaros con el libro y el talismán. El Rey Ommin tenía razón. Sois el futuro de mi trabajo.
Aleema: ¿Dónde? ¿Dónde debemos ir?
Nadd: Dondequiera que vayáis, os encontraré. Os Instruiré, os lo prometo. Freedon Nadd ha hablado. Ahora, marchad.



Catacumbas de Iziz

Nomi: (Débil) Ulic... el Lado Oscuro... puro odio... cayendo sobre mí como una piedra... no puedo... moverme...
Ulic: Tengo que... uhhhh... enfrentarme a ello... por el Maestro Arca...
Ommin: Sois poderosos, jóvenes Jedi. ¡¡Pero vuestro sable de luz es inútil!! ¡¡El poder de Freedon Nadd protege mi carne!!
Ulic: (Haciendo un esfuerzo supremo) Tu carne, quizá... uhhh... pero, ¿¿qué hay de... esa máquina a la que estás unido??
Ommin: ¡¿¡¿Qué?!?! ¡No! ¡¡¡¡¡Noo!!!!! ¡¡¡¡No, nooo!!!!

Ulic corta el exoesqueleto de Ommin.

Ommin: Naaaadd, Naaaadd, protégemeeee… AAAAAGGGGGHHHHHHHhhhhhhhhhhhhhhhhhhh…
Oss: Por la Fuerza...
Nomi: Ulic…, cuando destruiste esa máquina... su cuerpo se colapsó...
Cay: Como una medusa Arkaniana. Su cuerpo era tan viejo, nada lo sostenía salvo el odio y la maldad...
Nadd: Y mi poder, Ulic Qel-Droma.
Ulic: ¡¡Freedon Nadd!!
Nadd: El Rey Ommin ya ha cumplido su propósito. He retirado mi poder de él.
Arca: (Libre de las cadenas) Y de este lugar, parece.
Ulic: (Aliviado) Maestro Arca.
Nadd: Felicidades, Arca. ¿La muerte del Rey Ommin te ha liberado?
Arca: Los Caballeros Jedi me han liberado, Oscuro.
Nadd: Sí. Tus Caballeros Jedi son fuertes. Tal vez pueda atraer a uno o dos al Lado Oscuro.
Arca: No, Señor del Sith. Hoy los Caballeros Jedi han triunfado sobre el Lado Oscuro. Buen trabajo, Ulic. Ahora sólo resta ocuparse de este espíritu canalla.
Nadd: (Seguro de sí mismo) Te estás engañando, viejo. Todo lo que ha ocurrido hoy ha sido de acorde con mis planes. Los Jedi no han ganado hoy, ya lo verás algún día... ¡¡¡¡Los Jedi han perdido!!!! (Riendo demoníacamente, se desvanece...)

...y el Lado Oscuro también.

Nomi: ¿Se ha ido?
Arca: Sí. Se fue. Por ahora.
Ulic: Maestro Arca, ¿¿¿a qué se refería al decir que “Los Jedi hemos perdido”???



Puerto de aterrizaje de Iziz — Varios días más tarde

Se oye una nave con los motores calentando

Capitán: (Por el comunicador) Atención, civiles. Prepárense para evacuar la ciudad. Nave de transporte partiendo de la Bahía de Atraque Cuatro. Se registrarán todos los bolsos y maletas.
Soldado: ¡Oiga, oiga, mire por dónde va! Hay sitio suficiente a bordo. ¡¡Eh, usted!!
Satal: ¿Sí?
Soldado: ¿Qué lleva ahí?
Satal: ¿Esto? ¡Oh, es… es... es sólo un libro! (Risas)
Soldado: ¿Sí? Déjeme ver. (Toma el libro) La República está intentando impedir que salgan armas del Lado Oscuro fuera del planeta.
Satal: ¡Pero esto es sólo un libro!
Soldado: Bueno, es el libro más extraño que haya visto nunca. Mmmm, ahh... bueno, supongo que es correcto. Tome. Bien, embarque. Esta es la última nave de evacuación que saldrá hoy, así que si quiere dejar Onderon, tendrá que subir a bordo.
Satal: (Risas) Sí, señor.

Satal y Aleema entran en la nave.

Soldado: ¡Bien, bien, circulen!



Dxun — Cementerio

Una carreta avanza crujiendo.

Arca: Nomi Sunrider, quiero agradecerte de nuevo que hayas venido en nuestra ayuda. Los Jedi no podrían haber ganado sin ti.
Nomi: Me alegro de haber podido ayudar, Maestro Arca. Estoy segura de que mi marido lo habría querido así.
Ulic: Y yo me alegro de que finalmente podamos ver los huesos del viejo Freedon Nadd descansando para siempre.

La carreta se detiene.

Nomi: Sí. Ahora están sellando la tumba.

Oss: Levantad el sarcófago... umm, ¡¡arriba!!

Están colocando el sarcófago en la tumba mientras Arca y los Jedi hablan.

Arca: Sí. En esta tumba, los últimos rastros de poder del Lado Oscuro desaparecerán de su cadáver.

Oss: Con cuidado... con cuidado... así.

Nomi: Pero su malvado espíritu todavía está libre.
Ulic: Desearía saber a qué se refería cuando dijo eso sobre los Jedi.

Oss: Deslizadlo, ahora...

Arca: Nadd habló de la antigua predicción Jedi, que los Señores Oscuros del Sith volverán otra vez. Predicciones que me hielan la sangre.

Oss: Bien, coloca la piedra en su lugar...

Ulic: ¿Son ciertas?
Arca: Quizá haya algo de cierto en ellas. Pero el futuro siempre está en movimiento. Ulic Qel-Droma, Nomi Sunrider... nosotros somos Jedi. ¡¡¡El futuro depende de nosotros!!!

La tumba se cierra con un golpe.